martes, 7 de abril de 2015

Mi experiencia con el sueño del bebé y el colecho

  Bueno, pues ya he vuelto de vacaciones. Reconozco que estoy un poco plof... después de 2 semanas en España bajo el sol y en manga corta... he vuelto a Berlín y nada más llegar, ha empezado a nevar. Que sí, que la nieve es muy bonita... pero estamos en abril, y el brillo del sol me parece aún más apetecible. Llamadme rara...

    En fin. Basta de lamentos. Al menos hay una cosa buena de mi regreso, y es que el blog vuelve a estar activo. ¿Y con qué retomamos el blog? Pues hablando de mi experiencia con el sueño del bebé y el colecho. ¡Vamos allá!

   
    Como os conté cuando hablé de la lactancia y el porteoantes de nacer Paula y cambiarme los esquemas, yo tenía unas ideas fijas sobre el sueño del bebé. Y mi idea era bastante clara. ¿Dormir con el bebé? ¿colechar? No, no y no. "Suena peligroso", pensaba yo... "¿y si la chafo? Además, puede que la peque se acostumbre a dormir con nosotros y luego no habrá quien la saque de la cama. Paula dormirá en su cuna y punto". ¿Qué ventaja había en que durmiera con nosotros? Ninguna, pensaba yo. Me parecía bien que quien quisiera durmiera con sus hijos en la misma cama, pero estaba claro que eso no era para mí. Hasta tal punto lo tenía claro, que cuando me leí los libros de Carlos Gonzalez me salté los capítulos en los que hablaba sobre el colecho. ¿Para qué me los iba a leer?


     Pues bien. Un buen día (bueno, una buena y mágica noche de Halloween), nació Paula. Fue entonces cuando descubrí que me habían vendido una cuna (y un carricoche, como ya os conté hablando del porteo) con pinchos. A Paula no podía soltarla ni un minuto, y además todas sus siestas tenían que ser con la teta. No solo la necesitaba "para dormirse" sino también "para seguir dormida". Ya no puede hacer NADA. Recuerdo las primeras noches con ella. Ni su padre ni yo dormíamos ni 5 minutos seguidos. Carlos y yo nos turnábamos para pasear con ella en brazos haciendo todo lo que se nos ocurría para calmarla... pero lo único que la calmaba era la teta. Ni paseo, ni canciones, ni chsss chsss... nada. Y cuando por fin se dormía en brazos agotada, era soltarla en la cuna y despertarse al instante. Solo se dormía sin llorar en la teta y solo seguía dormida si estaba pegada a mí. Tras unos días sin dormir, la matrona que nos visitaba a diario, me dijo que por qué no dormía la siesta junto a ella en la cama durante alguna de las tomas. Yo tumbada, y Paula en la teta. Un fin de semana junto a Carlos dije... "vamos a probar". Y a las 6 de la tarde nos dormimos con Carlos a un lado y Paula al otro, mientras ella comía/dormía. ¿Y sabéis qué? Dormimos del tirón hasta el día siguiente. No había dormido tanto desde antes del embarazo. Cuando digo del tirón, incluyo un montón de despertares de Paula que pasaban volando tras mamar un poquito mientras, ¡oh! ¡magia! yo seguía dormida... 

    Aún me preocupaba pensar en cómo la sacaríamos de la cama. Pero como no podía dormir en su cuna ni dos minutos sola, la situación no admitía otra solución. Paula lloraba mucho durante el día y no me dejaba un segundo libre... pero al menos descansábamos de noche y yo tenía fuerzas para sobrellevar el día. Es más, veía a otros papás recién estrenados con ojeras y desesperados, y a mí con mi niña de alta demanda me quedaba un gran consuelo... "al menos dormíamos de noche". Incluso veía a otros papás con bebés de varios meses que se despertaban mil veces y no dormían bien. Empezaba a pensar que el colecho no era tan malo... Tanto es así que volví a abrir los libros de Carlos González y leer los capítulos que me había saltado.



     En la actualidad, durante el día, las cosas siguen igual. Paula, a sus 5 meses, solo se duerme sin llorar de dos maneras; o en la teta, o siendo porteada (en brazos, vaya)... y con esfuerzo. Y sólo se mantiene dormida de la misma manera. Veo mamis que dicen aprovechar para hacer mil cosas corriendo durante la siesta de los niños. Afortunadas ellas. Veo a Verdeliss que con 4 niños, se apaña mejor que yo con una... porque como vemos en ese vídeo, su bebé duerme en el sofá mientras los otros 3 están en el cole. ¡Yo no tengo libre ni ese ratito! Durante la siesta de Paula con ella en brazos, lo único que puedo hacer son cosas que se puedan hacer porteando. Si la intento dejar en la cuna, a los 2 minutos se despierta llorando y gritando.


    ¿Y durante la noche? Durante la noche, la cosa cambia. Paula ya sabe que la noche es para dormir, y cuando se duerme su sueño es más profundo. Así que a partir de las 9 o las 10 de la noche, cuando se duerme, se duerme de verdad, y puedo dejarla en la cama (tras haberla dormido en la teta o en brazos). Ahí es cuando aprovecho para estar a solas con Carlos y cenar tranquilos. Bueno, normalmente Paula se despierta y tengo que ir a dormirla de nuevo. Pero puedo volver a soltarla, cosa que durante el día es impensable. Entonces... ¿es necesario seguir colechando? No. No tanto como antes. Ahora Paula, una vez dormida por la noche, se queda dormida en su cuna. Pero eso sí, se despierta 4 o 5 veces durante la noche. Algunas para comer y otras solo durante un minuto para ver que seguimos ahí y volver a dormirse. Podría dejarla en la cuna y cada vez que llorase, sacarla, darle de comer, esperar a que acabara, y volverla a dejar. Pero eso implicaría desvelarme y dejar que ella llegara a llorar para atenderla. Es decir, tanto ella, como yo, como el papi, dormiríamos peor. ¿Por qué entonces iba a sacarla de la cama? Además, Carlos ha confesado que le gusta verla a su lado al despertar...

    Así que ya veis. Así es como estamos ahora. La situación es buena, aunque desde luego podría mejorar. ¿Cómo? 


1) Paula podría convertirse en un bebé de manual que solo despertara una vez o ninguna durante la noche, puesto que ya tiene 5 meses, en cuyo caso podría dormir de noche en su cuna y todos tendríamos más espacio en nuestra cama de 1.40 m . Pero no, eso no ha ocurrido y yo no puedo hacer que ocurra ni saber cuándo ocurrirá. Siguiente pregunta.

2) Paula, durante el día, podría aprender a dormirse sola. Así cuando la dejara en la cuna, si se despertara, no lloraría sino que volvería a dormirse sin mi ayuda. Eso sería sin duda todo un logro. La gente aprovecha las siestas de los bebés para hacer un montón de cosas, y yo con ella en brazos, no puedo. 

    Como persona práctica, flexible y analítica que soy, le he dado vueltas a todo esto para intentar encontrar una solución. Las opciones son estas...

- Aplicar el método Estivill: Esto en realidad para mí no es una opción. No quiero dejar a Paula llorar ni mucho ni poco si puedo evitarlo. Es muy chiquitita y quiero que sepa que estaré ahí cuando me necesite. Quiero que aprenda a dormirse sola, pero no por resignación ni por perder la fe en mí. Además, hay niños que tras 3 quejidos se duermen. Paula no. Lo de ella son gritos de desesperación y no tengo intención de provocarlos (o no evitarlos).

- Filosofía Carlos González: En los libros de Carlos González lo que se sugiere es respetar siempre al bebé, así que supongo que lo que propone es lo que hago ahora... llevar a Paula todo el día colgada. De momento es lo que hago, sí... pero si hay otras opciones en las que estemos contentas las dos a la hora de la siesta, y no solo Paula, las escucho. Entendedme... yo feliz estoy, pero si al menos cuando Paula duerme de día pudiera hacerlo en su cuna, el día sería mucho más productivo. 

- Susurradoras de bebés (método Tracy Hoggs): Esté método lo descubrí hace poco. Me hizo ilusión porque creí que Paula podría aprender a dormirse sola sin llorar durante el proceso de aprendizaje. Consiste en adormecer al bebé en brazos y justo cuando esté a punto de dormirse dejarlo en la cuna, para que se duerma ahí y "se dé cuenta" que se puede dormir solo. Pero ayer lo probé y claro, Paula dijo... tararí que te vi. Era dejarla ya casi dormida, y a llorar como loca. La volvía a coger y a calmar... y al dejarla de nuevo, a llorar otra vez. Realmente no sé qué me hizo pensar que iba a funcionar... si llora cuando la dejo dormida porque se despierta... ¿cómo no iba a llorar dejándola medio despierta? Y encima cada vez que la dejaba y la cogía tardaba más en calmarse. Y me miraba como diciendo...  mamá ¿qué haces? ¿no ves que tengo sueño? Resumiendo, que este método no enseña nada "sin llorar", porque Paula cada vez lloraba más. Al quinto intento de coger-dejar al bebé, me rendí. La pobre tenía mucho sueño...

    Os pediría consejos para conseguir que se durmiera sin llorar ella sola, o al menos que permaneciera dormida durante sus siestas diurnas más de 5 minutos si la dejo en la cuna. Pero es que dudo que alguien sepa cómo hacerlo (sin dejarla llorar). ¿Me equivoco? Si sabéis cómo hacerlo, soy toda oídos. Y si no... al menos ofrecerme un poco de comprensión y empatía. ¿Mi bebé es la única que es así? Porque a mi alrededor prácticamente todos los bebés dormidos pueden dormir en sus cunas. 

    Bueno pues esta es mi experiencia con el sueño del bebé. No creo que sea muy útil para nadie, pero al menos si alguien está en mi situación, podrá ver que no está sola. Besotes grandes míos, y de Paula dormidita aquí en su fular. Por cierto, ¡tengo dos portabebés nuevos! Pronto actualizaré la entrada sobre porteo o haré una nueva :). ¡Nos leemos en breve!
Firma Monica
:) :( ;) :P :D :/ :x :* :O :S :| B) :w :a :)) :(( O:) 7:) 7:P X( (:| =)) I-) 2:P =DD X_X :!! :q ^_^ :ar!



22 comentarios

  1. Consejos? Ninguno. Soy primeriza y con una pequeñaja de dos meses. De las noches no me quejo, le cuesta dormirse por los cólicos, pero si hay suerte duerme en el moisés, incluso tras las tomas: pecho y biberón. Y si llora, la meto en la cama y descansamos los tres. Pero por el día... Al moisés ni acercarnos que pincha. Así que al principio la metía en el cochecito, la movia un poco y se quedaba dormida, pero al parar... se despertaba. Así que ahora estoy intentando que se duerma en el coche sin moverlo... por ahora sus siestas son de 5 en 5 minutos. Tengo claro que lo de dejar que llore no va conmigo... así que seguiremos probando.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Yo no tengo niños, pero conozco a una chica que tiene 2, colecha con ambos, y tiene un blog y una pagina de fb donde lo va comentando todo.
    Te dejo el link, y si quieres hablar o comentar algo, ella es muy maja, te contestará en cuanto pueda.

    http://elrincondelapego.blogspot.com.es/

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Buff...consejos.... Leeré esta entrada más veces a ver si alguien te deja alguno que me sirva.
    Yo tengo un niño de tres años y medio y una niña de casi dos años. Los dos de alta demanda.
    Seguimos colechando los cuatro juntos, si no, imposible dormir. Mae sigue tomando teta por la noche mientras dormimos, como dices tu con Paula. Unax ya duerme como un tronco, pero sólo si nos siente cerca. Algún día queremos creer que querrán irse juntos a su habitación a dormir...
    Y las siestas, Mae fue como tu peque, solo dormir con la teta hasta que tuvo un año o así. Y Unax directamente no dormía. Y cuando empezaron a hacerlo (ya te digo, con un año o así), donde cogían el sueño más profundo era en la sillita (después de dormirlos en brazos / teta), y estando en la calle.
    No pretendo dedesmoralizarte, pero para que veas que no eres la única, y para que sepas que aunque esta etapa es dura,hay luz al final del camino y todo se ve de otra forma después, jajajaja.
    Y un consejo, no te preocupes de la casa ni de esas cosas... Disfruta de tu niña que el tiempo vuela, y la casa ya la tendrás más limpia dentro de unos meses... Paula no va a volver a ser así de pequeña nunca.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Hola!!!
    Tengo 3 hijas de 11, 12 y 14 años, Melissa la de 12 años fue una niña muy apegada a mi, al grado que no la podía dejar en su cuna ya dormida porque lloraba, pero teniendo que atender a dos más, me di cuenta que yo le transmitía mis miedos a mi hija, ya que sentía que le iba a pasar algo sí la dejaba, poco a poco la fui dejando en su cuna al grado de transmitirle esa confianza a mi hija, y después ella sola me pedía ir a su cuna .
    Hoy es una niña que tiene mucha confianza en sí misma y hace todo ella sola, sólo de vez en cuando me pide consejo sobre algo.

    Recuerda lo que tu sientas se lo transmites a tu hija, trata de confiar en que haces lo correcto.

    ResponderEliminar
  5. Es complicado el tema del sueño, aprender a dormir solo es una cuestion de maduración, pero en ella influyen mucho las rutinas. Siempre hacer lo mismo en lo relativo al sueño, es decir si nuestra rutina es baño cena y a dormir, que sea siempre así, y en el mismo sitio, si decides que vas a dormirla en brazos y luego a la cama, que sea así siempre, poco a poco irá cambiando y sus rutinas también. Sé que suena muy fácil, pero paciencia porqeu al final logrará dormirse sola.

    ResponderEliminar
  6. Puedes poner un par de noches entre ustedes un peluche de Paula, para que se impregne del olor de sus padres y luego intentar ponerla a ella con su peluche en su cama y probar...te diría un peluche grande para que ella se sienta rodeada como en tu cama, puede que lo que necesite es sentir que hay alguien con ella.

    Suerte!!

    ResponderEliminar
  7. Me pasa exactamente lo mismo que a ti. Mi bebe era dependiente absoluto de mis brazos y mi teta. Y la verdad es q no hice ningún método concreto. Hemos colechado muchísimo pq era la única forma de dormir. La cuna del hospital ni la estreno y mira q lo intentamos.... Como le gustaba estar conmigo, lo dormía en la hamaca abrazado a mi mano y después hacia un cambiazo por peluche jajajaja. También me sirve mucho dormirlo abrazado a una manta pero tapándolo por completo cara y todo!! Agobia verlo pero se duerme. Les encanta dormirse con la cara calentita como si tuvieran una teta pegada.
    También es verdad que la demanda suele ir bajando y mi nene tiene 6 meses y noto que ahora duerme algo mas. Aislala en una habitación a oscuras y en silencio para las siestas. Y cuando no tenga sueño dejale algún juguete o la maldita (bendita) televisión con pocoyo. En cuanto cumplen 6 meses empiezan a interesarse mas por las cositas y se entretienen algo mas.

    ResponderEliminar
  8. La mía nació una semana antes que la tuya,me he pasado los primeros 3 meses(aunque confieso que me encanta) como si hubiese parido un koala,solo me la quitaba para hacer la cama a todo correr y vuelta a la mochila.Hasta que un buen día se empezó a entretener con objetos varios en la hamaca (a ratitos) y así es como voy haciendo las cosas.
    Ahora que se ha empezado a sostener bien nos la ponemos detrás en la mochila .¿Has probado asi ?Es muchísimo más cómodo para hacer las tareas del hogar.
    Y el colecho ...¿Cuántas veces dije yo embarazada que eso no era para mí?No podría haber descrito mejor mi situación.
    Si duerme hasta las dos,hasta las 2 en su cuna,si aguanta hasta las 4 del tirón ,lo mismo y el resto barra libre de teta en la cama .
    Pura supervivencia después de pasar el primer mes y medio dando vueltas por el pasillo casi toda la noche.
    La vida es mas bella cuando uno colecha!

    ResponderEliminar
  9. Me siento identificada totalmente contigo, al segundo día de quedarme dormida con la niña en brazos decidí que el colecho era para mi y para ella, lo demás era peligroso. Yo también pensaba que las siestas así no me dejaban tiempo para nada, tiene 17 meses, seguimos de colecho, pero ahora se duerme tb con la tía o con la abuela (antes también dormía con el padre) si yo no estoy, lo bueno, es que casi siempre dormimos de tirón al menos 6-7 horas, que me despierta con un hola y un beso, que esta tranquila esperando la hora de desayunar y después del desayuno y aprovecho ese momento para hacer las cosas, (hasta 3 horas la pobre ha esperado pacientemente) y que si haces la siesta en la cama tu también descansas, en realidad no necesitamos tanto tiempo para hacer cosas, no?

    ResponderEliminar
  10. A mi me pasa igual. Tengo un bebé de 3 meses, me encanta que este como un monillo. Es cierto que tengo la espalda hecha trizas. Yo lo que hago es ponerlo en una hamaca que compre de segunda mano. Como no sabia si le gustaria y tengo la cuna para poner peluches... Lo pongo ahí y le pongo bob esponja y le digo a mi madre que este con el y así no se siente solo. Pero casi siempre me toca sola por no decir siempre. Le doy peluchitos con música. Y le hablo mientras ordenó. En fin que te voy a decir soy primeriza y un desastre 😂 dormir solo conmigo quiere. Si me alejo llora. Dura muy poco con otras personas empieza mama mamá 😄. Y en realidad no tengo muga organización ahora mismo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Mónica, puff no sabes lo que t entiendo. Mi hija mayor tiene 5 años y he descubierto que fue un bebe d alta demanda, ya desde el minuto cero prometia y yo q me había estado empapando durante todo el embarazo leyendo a Carlos Gonzalez, Rosa Jove,Elisabeth Pantley... t puedes imaginar que mi vida era con una niña pegada a una teta y yo a un sofá. En la calle...carrito con pinchos y tire de bandolera y mochila hasta q le gusto ir en la silla. La destete con 3 años y 4 meses y empezó a dormir del tiron dos meses después. Tengo q decir q se despertaba muchisimas veces y creo q eso le pasaba factura durante el día, tenia muchos berrinches. Hoy sigue durmiendo en nuestra habitación con su cama pegada a la nuestra, hasta entonces habia usado una cuna sidecar.
    Hace 5 meses nació mi segundo hijo. Este...parecia q venía más dormilon y menos tetero. De hecho casi nunca s duerme en la teta pero...se despierta desde los 3 meses mínimo 7 veces...agotador. En las siestas tb s despierta y eso q se deja dormir y no tarda mucho, pero ahi tengo que estar yo.
    Os tengo que decir q he descubierto a Tracy Hogg, la susurradora d bebés. La semana pasada me llegó el libro y desde entonces lo estoy poniendo en práctica. Lleva tres dias durmiendose solito sin llorar, he conseguido alargarle las siestas y los despetares han disminuido algo. No han disminuido mucho porque soy un poco cobarde,je,je,je, y m lo sigo poniendo a la teta.
    Con los pocos cambios q he hecho, parece q la cosa va a mejor pero tb t digo q no creo q hubiera funcionado con mi hija d alta demanda sin que hubiera llorado.
    A las que estais cansadas y desesperadas os lo recomiendo, pero eso sí, respetando al bebe al máximo y sin que pierda la confianza en nosotras como dice Tracy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Maria,
      yo también estoy intentando poner en práctica la técnica de tracy porque me incorporó en un mes y mi niño no se duerme más que en mis brazos y de ahí juntos a la cama...
      llevó tres días dejándoselo a mi madre para vercsi puede dormirlo y no hay manera, tras berrinches de casi una hora, se duerme media hora, se queda tristón y mi madre deslomada y preocupada.
      la verdad que nunca pensé que fuera tan difícil el tema del sueño!!!
      mi duda es que no se como hacer por la noche porque yo tampoco quiero dejar de darle sus dos tomas nocturnas...
      no tengo especial interés en que duerma del tirón de noche, tan sólo quiero que se duerma o bien sólo o con alguien, pero que no tenga que ser yo porque no puede dejar de trabajar!!!...
      confió que en unos días vea algún cambio!!!

      Eliminar
    2. Hola Mónica, lleva 5 dias durmiendose solito, a lo sumo le tengo q dar palmaditas en el culete y decir shhhh. Yo lo he hecho de forma muy paulatina y tengo q decir q no ha cogido ni un berrinche. De 7 a 10 despertares hemos pasado a 3 o 4...Yo tampoco aspiro a q duerma del tirón, pero veo q hay mucha mejoría. Si t puedo ayudar en algo, dímelo! !!

      Eliminar
    3. Me acabo de dar cuenta que no eras Mónica, pues a lo dicho si nos podemos ayudar, m dices.

      Eliminar
  12. Anónimo, cómo vas? Me interesa mucho intercambiar opiniones sobre el metodo de tracy, yo voy fatal...

    ResponderEliminar
  13. Hola, mi bebé tiene dos meses y hace exactamente lo mismo.
    Lograste algo ???
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Ufff cuantas somos y cuán menos sola me siento.
    Soy mamá primeriza, mi gordo tiene siete meses y la realidad es qué intenté de todo. Debo admitir que venia bastante bien con la adaptación en su cuna. Con dos o tres despertares. Y yo espléndida, volviendolo a dormir y retomando mi sueño
    Pero todo cambió hasta que empecé a trabajar otra vez. Ya no estoy mas espléndida para volver a dormirlo tantas veces y pum! Lo llevo a mi cama y teta mientras duermo...pero ahora eso ya no puedo cambiarlo! Y debo decir q me encanta dormir con él pero..junto con mi marido los tres, dormimos mal con poco espacio y hasta mi bebé se despierta mucho por los.movimientos. y yo...duermo toda doblada dandole la teta. Estoy intentando que vuelva a su cuna pero esta muuuuy muyyy dificil..llora sin consuelo y hasta termino sin paciencia pobre angelito. Estoy a punto de rendirme y que el.tiempo nos vaya llevando..lo que pasa es que dormimos mal asi también

    ResponderEliminar
  15. Hola chicas, todo fue un dulce espejismo...volvimos a los múltiples despertares y estoy fatal...creo q si hubiera tenido ayuda de alguien para dormirlo en cada despertar y no recurrir al pecho en cada uno de ellos, habría avanzado, pero mi marido trabaja por las mañanas y entiendo q tiene q descansar. Igual en las próximas vacaciones lo volvemos a intentar, pero el niño tendra 10 meses y supongo q será más difícil. ..
    Si alguna ha puesto en práctica el Método de Tracy Hogg, por favor, q nos oriente un poco.

    ResponderEliminar
  16. Hola,

    yo también estoy en la misma situación con 30 meses y no tiene intención de ir cambiando de actitud, a ver si lo podemos ir haciendo a una rutina, que luego irá bien para el cole, ya os contaré.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  17. Hola Mónica, gracias por describir tan bien lo que me pasó y pasa!yo me negaba al colecho, hasta que la primer noche en el hospital, sin haber dormido la madrugada anterior, por estar de trabajo de parto, lo mantuve conmigo luego de varios intentos de que se quede en la cunita de acrílico del hospital...esa fue la primera cunita que rechazó! De ahí en más, el moisés, la cuna, la practicuna...todas con espinas! Yo también era una negadora del colecho, pero ese fue el primer paso de un camino de ida, que después descubrí y sigo descubriendo como lo mas natural y sano para dormir...pero cuesta al principio aceptarlo, y ni hablar cuando algún conocido te manda una foto de su peque durmiendo siesta en su cunita!. Mi bebé tiene 3 meses, y sí, las siestas son sólo a upa! A la noche el colecho va genial, ya no recuerdo las veces que me despierto, y no hay llanto alguno, pero sí creo que aún deseo que en las siestas no me necesite a su lado para tener ese ratito de ocuparme un poco de las tareas domésticas!. A parte que el gordo ya pesa sus 7 kilos y mi cuerpo hay días que no da más!. Veo que ya hace un año de esta entrada, y me muero de intriga por saber si has encontrado luz al final del tunel! En especial para las siestas! Un beso. María

    ResponderEliminar
  18. Hola Mónica, gracias por describir tan bien lo que me pasó y pasa!yo me negaba al colecho, hasta que la primer noche en el hospital, sin haber dormido la madrugada anterior, por estar de trabajo de parto, lo mantuve conmigo luego de varios intentos de que se quede en la cunita de acrílico del hospital...esa fue la primera cunita que rechazó! De ahí en más, el moisés, la cuna, la practicuna...todas con espinas! Yo también era una negadora del colecho, pero ese fue el primer paso de un camino de ida, que después descubrí y sigo descubriendo como lo mas natural y sano para dormir...pero cuesta al principio aceptarlo, y ni hablar cuando algún conocido te manda una foto de su peque durmiendo siesta en su cunita!. Mi bebé tiene 3 meses, y sí, las siestas son sólo a upa! A la noche el colecho va genial, ya no recuerdo las veces que me despierto, y no hay llanto alguno, pero sí creo que aún deseo que en las siestas no me necesite a su lado para tener ese ratito de ocuparme un poco de las tareas domésticas!. A parte que el gordo ya pesa sus 7 kilos y mi cuerpo hay días que no da más!. Veo que ya hace un año de esta entrada, y me muero de intriga por saber si has encontrado luz al final del tunel! En especial para las siestas! Un beso. María

    ResponderEliminar
  19. Qué interesante tu testimonio. Nosotros hemos comprado una minicuna para colecho de la marca Chicco porque queremos tener la opción de practicar el colecho si nos va bien, o descartarlo si el resto de cosas funcionan. El problema es que cuando los pequeños todavía no han nacido, no sabes cómo va a ser su carácter y cómo se van a comportar en todos los aspectos del día a día... si van a dormir bien o no. Y te fabricas unas ideas previas que muchas veces no corresponden con la realidad.
    María

    ResponderEliminar

¡Qué tengas un día genial, señor/a comentarista!