jueves, 21 de mayo de 2015

Descubriendo a Thomas Lamadieu

    ¡Hola amiguetes! :-P ¿Cómo estáis? ¡Seguro que disfrutando del buen tiempo tanto como yo! ¿Os acordáis cuando escribía en la sección descubriendo a? Hace ya mucho, mucho tiempo que no os presentaba a ningún nuevo artista del diseño gráfico... y hoy por fin están de vuelta ¡y ya tenía ganas!

ilustrador thomas lamadieu

    Hoy os voy a hablar de Thomas Lamadieu, también conocido como Roots Art. Thomas es un joven artista francés nacido en Avignon, que desde 2011 reinterpreta el cielo de las grandes ciudades del mundo con sus dibujos.

ilustrador thomas lamadieu

ilustrador thomas lamadieu

    Ya veis en las imágenes a qué me refiero. En sus diseños usa fotografías de edificios e integra sus característicos dibujos en el cielo de las mismas. Él llama a su trabajo Skyart. Seguramente ya habéis visto algunos de sus dibujos por internet porque se han convertido en un fenómeno viral.




martes, 19 de mayo de 2015

Sophie, la jirafa. Juguete favorito de mi niña de alta demanda.

    ¡Buenos y felices días! Hoy vengo a hablaros... ¡de Paula! Sí, ultimamente hablo mucho de mi pequeñaja y mis experiencias con ella. Pero es lo que tiene que esto sea un blog personal, que acabo hablando de lo que me pasa. De mis diseños cuando dibujo, de mi vida en Berlín cuando descubro cosas nuevas en esta ciudad, de los blogs que descubro cuando navego por internet... y de mi hija, ahora que soy mamá. ¡Espero que os siga interesando lo que cuento! Si no sois mamás, es posible que algún día lo seáis. Y si no está en vuestros planes, tampoco importa. Siempre (creo yo) es interesante descubrir como se transforma la vida de las personas la llegada de una pequeñaja revolucionaria como Paula.

    ¿Y de qué os voy a hablar hoy? Del juguete favorito de Paula, que no es otro que... ¡la jirafa Sophie! Seguramente os estaréis preguntando quién es esa jirafilla... Yo la descubrí hace unos meses leyendo uno de mis bogs favoritos sobre maternidad, el blog de madre primeriza. En él, Gessamí nos contaba los juguetes favoritos de su hija Emma, que por cierto, también es un bebé de "alta demanda". Y entre ellos se encontraba la jirafa "Sophie". Lo cierto es que me sorprendió que le pusiera nombre a la jirafa, pero no le di más importancia... El caso es que un día en una tienda para bebés en Berlín, miré una estantería y... ¡allí estaba Sophie! Resulta que la jirafa en cuestión es un mordedor famoso en el mundo entero. Y como la verdad es que a Paula muchos juguetes no le he comprado (son todos regalados), no me pude contener, y Sophie se vino a casa con nosotros.

sophie jirafa

    El caso es que hasta ese momento, Paula no hacía caso a ningún juguete. Los cogía y los soltaba con la misma rapidez (2 segundos tardaba en cogerlos y otros 2 en soltarlos). Sin embargo con Sophie fue diferente. Quizá fueron sus patitas, o quizá fue que está totalmente hecha con caucho natural... no lo sé, pero Paula agarró a Sophie con las mismas ganas que pillo yo el arroz al horno que cocina Carlos los domingos. 

Sophie jirafa

    Eso sí, reconozco que Sophie, al principio (cuando Paula tenía 4 meses), llevaba a mi hija del amor al odio. Tras un ratito chupeteando a la jirafa bien contenta, Paula entraba en un estado ansioso de nervios, incomprensible para su padre y para mí. De estar nerviosa pasaba a gritar y llorar como si no hubiera un mañana. Aún no hemos entendido por qué le pasaba eso, pero por suerte ya no le pasa, y Sophie y mi pequeña han vuelto a ser amigas hasta el infinito y más allá. 

   Si queréis conseguir una Sophie, podéis comprarla utilizando este link de Amazon (y ya de paso, me llevo un pellizco por chivaros la recomendación). Realmente es solo un mordedor para bebés con silbato, pero uno muy chic. Esta jirafa parisina aparece en más revistas del corazón que muchos actores de Hollywood. No sé si será por su diseño o por su historia pero este juguetito tiene mucho encanto. En la caja lleva incluso un pequeño librillo con la historia de su origen. Y os aseguro que es mano de santo para niñas de alta demanda como Paula. Si os ha picado la curiosidad sobre la famosa jirafa, aquí podéis ver un video de cómo se fabrican este juguete con caucho natural (qué gracia, ¿no?).

    No olvidéis que si queréis ver más fotos de Paula con Sophie, podéis seguirnos en Instagram que es donde las publicamos (bueno, donde las publico yo, Paula de momento solo posa). ¡Besotes y hasta la próxima!
Firma Monica



jueves, 14 de mayo de 2015

Tagesmutter en Berlín

    ¡Hola de nuevo! ¿Qué tal? Yo muy contenta porque ya he resuelto uno de los temas que más me preocupaba de cara a mi regreso al trabajo. ¡Os cuento!


    No sé si lo había comentado antes, pero mi beca postdoctoral se reactiva en septiembre (ahora mismo la tengo parada para poder cuidar de Paula), y todavía no sabía qué iba a pasar con mi peque. Vosotros diréis... "pues que vaya a la guardería, muy sencillo". Pero no es tan fácil, al menos no aquí en Berlín.

    Resulta que para empezar la mayoría de niños berlineses van a la guardería a partir de los 3 años. Si la llevas antes, tienes que "justificar" el motivo (ya sea trabajo, aprender alemán, etc). Si no tienes un motivo no te aceptan al niño en la guardería "pública" y por tanto se hace casi imposible llevarlo a la guarde porque prácticamente no existe ninguna privada. En fin, eso para mí no es un problema puesto que yo la quiero llevar a la guardería porque vuelvo al trabajo. Aún así, tampoco es tarea sencilla. ¿Que por qué? Pues porque en Berlín hay casi más niños que plazas de guarderías, y la gente los apunta en las listas de espera antes de nacer. Y claro, cuando yo me quedé embarazada, bastante tenía con elegir hospital, encontrar matrona, preparar papeles en alemán, etc, etc... como para además acordarme de buscar guardería. Así que cuando me decidí a buscar una guardería para Paula, digamos que iba ya con el tiempo justito...

Paula guarderia cortar coser y crear

    Bueno, pues lo primero que hice fue buscar unas cuantas guarderías (Kitas, en alemán) que estuvieran cerca de casa. Les escribí emails a todas y la mayoría me contestaron que no había plaza hasta el verano de 2016. Otras me dijeron que fuera a la charla introductoria para padres, pero que plazas no había... Así que al final me decidí por ir a la charla de una Kita bilingüe. No por Paula, que seguro que aprendería alemán enseguida... sino por mí, que quiero entenderme sin problemas con los educadores. En la charla nos hablaron de la pedagogía que utilizan en la guardería, nos enseñaron las instalaciones... y entendí por qué no encuentro plazas. ¡Allí había padres embarazados en los que la futura mamá aún no tenía ni barriga! Paula era la mayor de la reunión, y no tenía ni cinco meses. Como sospecharéis... tampoco le dieron plaza. Así que he tenido que pensar en una opción B: ¡las Tagesmutter! Eso sí, mientras tanto apuntaré a Paula en la lista de espera de otras guarderías para el año siguiente... que no me vuelva a pillar el toro.

    Bueno, ¿y qué es una Tagesmutter? Fácil. En español se traduciría como "madre de día" y es una cuidadora de bebés, que suelen ser pequeños (de 0 a 3 años máximo), y que como máximo puede cuidar de 5 niños a la vez. Después de visitar unas cuantas he encontrado una que habla español y que me ha encantado. Es súper cariñosa con los niños y además me la ha recomendado otra amiga que trabajó con ella. Es boliviana, y además cocina a diario para los peques unos guisos que ya los quisiera yo para mí, Paula no va a poder quejarse... No puedo estar más contenta con la elección de mi Tagesmutter. Son públicas y están controladas, tanto ellas como sus instalaciones, por el ayuntamiento.

    Peeeero... además de contenta estoy un poco preocupada. A mí me cuesta atender a Paula y tenerla contenta... y somos un one-to-one. Cuando la lleve a la Tagesmutter tendrá 10 meses, y allí será una persona para cinco niños. Considerando que Paula solo duerme (y permanece dormida) en brazos, no quiero pensar cómo se va a tomar las siestas allí. Espero que le pase como a otros niños, que dicen que por imitación, o por no se sabe qué motivo, en la guardería hacen cosas que en casa no (dormir sola, en este caso). Lo deseo con todo mi corazón por ella y por mí, porque como le dé por llorar como llora aquí cuando la suelto, no sé qué vamos a hacer. No quiero adelantarme a los acontecimientos y preocuparme por ello todavía, pero no paro de darle vueltas. Ummmm....

    Ahora toca ponerme con el papeleo para pedir el Kita-Gutschein al ayuntamiento. Básicamente es un papel en el que en función de nuestros ingresos nos dirán cuánto nos cuesta la guardería de Paula (además de cuántas horas nos dejan llevarla... que ya os digo que antes de los 3 años, no siempre te dejan). A ver si consigo aclararme con los papeles en alemán...

    En fin, pues eso es todo. Quería contaros mi aventura buscando guarderías, y lo que son las Tagesmutter. Son una figura muy habitual en Berlín, pero me consta que en España no tanto, y que a la gente le parece un poco raro... Aún así, si busco "madre de día" en google, ya empiezan a aparecer algunas en España. Lo malo es que al no ser algo oficial, no están controladas por el ayuntamiento, ni reciben ayudas, ni nada de nada... Pero bueno, poco a poco.

    Si tenéis alguna palabra de aliento o alguna experiencia con niños de "alta demanda" que van a la guardería, soy toda oídos. Mientras tanto aquí seguimos Paula y yo, disfrutándonos la una a la otra. ;-) ¡Besotes!
Firma Monica