martes, 28 de julio de 2015

¿Me invitáis a un café con magdalenas?

    ¿Cómo te sentirías si tu trabajo de los últimos 3 años se perdiera, y tuvieras que comenzar de cero? Pues así he estado yo con el blog hasta hace un par de días. Venga, sentaos y os cuento de qué va esto. 

botón donar blog

    Como expliqué en facebook, tuve un pico de visitas puntual que hizo que Dropbox bloqueara los enlaces públicos de mi cuenta gratuita en la que están alojados todos los recursos gratuitos y descargables del blog (que ya son muchos), así como un montón de imágenes que utilizo en cada entrada (incluyendo la firma, las imágenes de las galerías de ilustradores, etc). Mi reacción inicial fue de cabreo. Me puse un poco negativa ¿3 años de trabajo para que el blog muriera de esta manera? Volver a subir todos los archivos a otro servidor, cambiar todos los links de las entradas a mano para que en cualquier momento volviera a pasar lo mismo, hipotecando para ello mis vacaciones y esos 15 minutos libres que tengo al día durante los próximos meses, solo para tener el blog de nuevo funcional, no entraba ni entra en mis planes. El blog me divierte, pero publicar 2 o 3 veces a la semana contenido de calidad es algo que lleva mucho trabajo, y que me roba tiempo con Carlos y con Paula. Un tiempo escaso y por el que no gano dinero. Sí, el blog me da muchas satisfacciones, pero volver a hacer algo que ya había hecho, y que además es una tarea aburrida y rutinaria que me puede llevar bastantes meses... no entra en mis planes. Imposible.

    ¿Y entonces? ¿era este el momento para cerrar el blog? Esta posibilidad es la primera que me vino a la cabeza. La que me hizo andar con cara triste por casa en plan "luto blogueril" durante un tiempo. Pero después de unas horas apenada dando vueltas por casa, me puse a arreglar lo esencial y entonces, se me ocurrió que igual existía otra posibilidad. 

    La alternativa era pagar a Dropbox para que de nuevo activara todos los recursos, freebies y descargables que os ofrezco de forma gratuita (la primera vez que pasa se puede solucionar, pero a la segunda... Dropbox lo bloquea todo "temporalmente"). O quizá pagar a Dropbox durante unos meses, y mientras tanto ir traspasando el blog a otro dominio no gratuito (es decir, abandonar blogger).

    Pues ahí seguía yo dándole vueltas a los gastos que ello supondría, cuando de repente después de tres días sin el blog operativo, Dropbox decidió darme una nueva oportunidad y activó de nuevo los links. Así que el blog está ahora a pleno rendimiento de nuevo...

    Sin embargo, la cuestión es que este suceso me ha hecho pensar mucho. Esto puede volver a suceder cualquier día. Y no quiero tener que pasar por esta incertidumbre que tan mal cuerpo me ha dejado. El blog en su estado actual ya no es sostenible. Sois ya tantos los lectores del blog (más de 100000 visitas al mes... ¡GRACIAS!) que me veo en la obligación de tener que dejar de usar hosting gratuitos, así que debe o profesionalizarse o desaparecer. No me parece justo pagar por algo que doy gratis (¡obviamente!). Y si a mí no me parece justo, ya os podéis imaginar lo que le parece a mi marido... al que le llevo robando horas de compañía y de ver películas juntos mientras escribía entradas y diseñaba recursos para el blog durante los últimos 3 años. ¿Y entonces?

    Entonces me acordé de vosotros. De ti. De ti que siempre me agradeces las cosas que doy gratis. Que me animas cuando me quejo de la lluvia en Berlín, y que vienes puntual cada martes y jueves a leer las cosas que publico, a descubrir conmigo ilustradores, a escuchar historias sobre Paula o Berlín y a descargar los diseños que comparto. Se me ocurrió que igual a ti no te apetecía que cerrara el blog. Y que si fueras una amiga y quisieras seguir disfrutando de nuestra mutua compañía, no dudarías en ayudarme, por ejemplo invitándome a un café con leche y magdalenas


botón donar blog

    Pues eso es lo que os pido. Esta es la última oportunidad que le doy al blog. Llevaba tiempo con un montón de ideas en mente que iba apuntado en mi libreta de ideas para monetizar el blog, puesto que de entre mis blogueras favoritas yo soy la única que echa horas y horas y no vende nada ni cobra por ello. Así que creo que lo que ha ocurrido con Dropbox es una señal. Un momento de crisis. Y crisis significa cambio. Si entre todos los cafés con leche y magdalenas a los que me invitéis me da para pagar mensualmente la cuenta premium de Dropbox el blog podría seguir como hasta ahora. Y tras las vacaciones empezaría a llevar a cabo todas esas ideas que llenan mis libretas con fuerza renovada. Y si no, pues será que el blog tenía que acabar aquí. 

    ¿Qué ganáis vosotros invitándome a merendar? 
  • La certeza de saber que todos los recursos gratuitos que había publicado hasta ahora seguirán accesibles y la posibilidad de descargar sin problemas los nuevos que publique. Aquí se incluyen fondos para el blog, imágenes para láminas, plantillas para moodboards, ebooks, la guía GIMP, listas para organizaros, etc.
  • El blog seguiría su camino, así que podréis leer lo que publique cada semana como habéis hecho los últimos años.
  • Alegrarme las vacaciones, y evitar la muerte lenta y dolorosa de este blog.
  • Demostrar que no sólo los norteamericanos saben valorar aquello que les gusta mediante donaciones. Los hispanohablantes también somos capaces de ser agradecidos y pagar, aunque sea algo simbólico, por mantener aquello que disfrutamos.

    ¿Que haré yo con "los cafés y las magdalenas"? Básicamente, reinvertirlos en el blog:
  • Contratar un dominio propio .com.
  • Abandonar Blogger y Dropbox, y contratar un nuevo hosting para almacenar el blog y sus archivos.
  • Pagar a Dropbox durante los meses que dure el traslado al nuevo hosting, para que el blog siga activo mientras tanto, no haya "caídas del sistema" y podáis acceder a los antiguos y a los nuevos recursos.
  • Si da de sí, pagar a una empresa para que haga el traslado y así este no se eternice.
    ¿Y si os venís arriba y en vez de invitarme a "café y magdalenas", me invitáis a cenar por todo lo alto en un restaurante de tres estrellas Michelín?
  • Si veo que estáis dispuestos a implicaros conmigo en el blog y que de verdad merece la pena, entonces tengo muchos y grandes planes en mente para nosotros: profesionalizarlo realmente; crear una comunidad privada para todos los que colaboréis, con más y mejores recursos digitales; convencer a Carlos de que esto no es una pérdida de tiempo sino algo que a la gente le gusta y que merece la pena; crear una newsletter semanal para vosotros con freebies y textos que os alegren la semana... En fin, ¡ideas geniales no me faltan!
    Eso es todo. ¡Cuento con vosotros! Disfrutad el verano. A la vuelta de las vacaciones veré la evolución y tomaré una decisión. Confío en que nos veamos en un mes tomándonos todos juntos ese café con magdalenas. Aquí os dejo el botón para invitarme "al hosting". A la próxima os invito yo a los "freebies" y así estamos en paz. ;-) 

¡Feliz verano!

Postdata: Pasado mañana tendréis la última publicación del curso "escolar". Os va a gustar. :-P
Firma Monica
:) :( ;) :P :D :/ :x :* :O :S :| B) :w :a :)) :(( O:) 7:) 7:P X( (:| =)) I-) 2:P =DD X_X :!! :q ^_^ :ar!



31 comentarios

  1. Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar siempre y animarme a seguir adelante entrada tras entrada. Lectoras como tú son las que empujan "mi barco" y lo mantienen a flote. Besotes :-)

      Eliminar
  2. La verdad es que es una jugarreta lo de dropbox ¡ menos mal que lo recuperaste! Yo también creo que es una señal y si es verdad que la gente coge sin tener en cuenta tus horas , que aunque lo hagas porque te gusta te quita horas de familia ( mi marido me lo decía el otro día y es verdad) así que yo encantada de invitarte a un café con bizcocho que los hago muy buenos :) por cierto , ya se que no es de mi incumbencia pero seguro que muchos se lo preguntaran incluida yo ¿ cuánto cuesta el total de lo que quieres hacer ?
    Ánimo que seguro que la gente responde ¡ es lo justo !
    Muchos Besotes desde Gijon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Aída! Pues sí, menos mal que lo recuperé ¡uff!. Mira, una cuenta de Dropbox Pro cuesta 10 euros al mes, y un hosting básico unos 3 euros mensuales. Aparte habría que pagar el dominio (10 euros al año) y el traslado del blog a ese dominio (lo que cobre la empresa que lo haga). Al final es dinero (sobre todo el mensual) que tendría que pagar por... "trabajar gratis". En fin, ¡muchas gracias por tu apoyo y tu comprensión! Te mando besos berlineses para Gijón :)

      Eliminar
  3. Un plan detallado y de lo más impecable. ¡El mayor de los éxitos para esta nueva etapa, Mónica! Qué disfrutes de tus vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Silvia! Y gracias también por tus habituales comentarios :)

      Eliminar
  4. No sabía que podía pasar esto en Dropbox. Yo lo tengo Pro y no he tenido problemas de momento. No me parece caro, creo que pago 9 euros al mes pero merece la pena. Te deseo mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patty :). No, si yo no digo que Dropbox Pro sea caro. Ofrecen un servicio bueno y deben cobrarlo. Lo que no me parece del todo justo es tener que pagarlo yo por escribir un blog en el que ofrezco cosas gratuitas y útiles para mucha gente. Es decir, me gusta escribir en el blog, pero al final es un trabajo que hago gratis... y si encima que no gano dinero, tengo que pagar por ello (ya que sólo uso Dropbox para cosas del blog), no me parece muy lógico. ¡Besos desde Alemania!

      Eliminar
    2. ¿Cuántas cosas tienes alojadas y cuánto ocupan? Yo tengo 16 o 18GB creo. En la cuenta gratuita te dan 2, pero si la gente se da de alta por ti (en plan refer a friend program) te van dando más espacio hasta 16 o 18 gratis.

      Yo tengo el máximo y no tengo ocupado ni el 5%.

      Dependiendo de cuánto tengas podrías hacer eso, o crear dos cuentas, cada una con un email. Eso suman 30 y pico GB, que es mogollón ;)

      Eliminar
  5. Hola guapísima, yo estoy igual que tu que no cobro por lo que hago en el blog, pero ya estoy pensando en preparar infoproductos y sacarlos a la venta para que tanto trabajo lo vea compensado monetariamente de alguna manera ¿no te lo has planteado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Roimar! Sí, me lo he planteado y además tengo muchas ideas y creo que muy buenas. Lo que pasa es que tengo que terminar de dar el salto... estoy entre lanzarme a la piscina o abandonar del todo, y esto de las donaciones es como una prueba para tantear el terreno. El caso es que dar el salto no es tan fácil... ya sabes, no es cuestión de "vendo esto y listo". Habría que hacerse autónoma, y otras cuantas cosas más que tengo que pensar bien ;-). Pero no descarto nada. ¡Gracias por tu aporte!

      Eliminar
  6. Hola! Me gusta muchas cosas sobre las que escribes. Yo siempre estoy dándole vueltas a la idea de escribir un blog, y aunque tengo uno por trabajo sobre coeducación e igualdad, nunca despego. Así que, aunque estemos un poco lejos, por qué no invitarte a ese café y seguir un poco más disfrutando de tu compañía. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comprensión y por tus palabras! Me tomaré el café con magdalenas a tu salud :)

      Eliminar
  7. ¿Has pensado además también en ceder espacio para publicidad en tu sitio? Es una forma de obtener patrocinio. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Rebeca! Sí que lo he pensado, y no lo descarto. Pero como le he dicho a Roinmar en un comentario previo, esto es más bien una forma de tantear le terreno y ver si merece la pena "tirarme a la piscina" con todas las de la ley (y nunca mejor dicho) o es mejor "abandonar el barco" y cerrar esta etapa bloguera de mi vida. A ver cómo acaba esto... ¡Muchas gracias por tu sugerencia y por pasarte por aquí!

      Eliminar
  8. No va a desaparecer tienes un blog fantastico.
    Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus palabras lulu! :)

      Eliminar
  9. Soy una lectora nueva aficionada a tu blog. Como buena "Nachbarin" mamá, disfruto mucho de tus entradas sobre la ciudad y tu vida como mamá aquí. Así que.. Que no decaiga! Abrazo y éxitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jimemar. ¿Entonces estás en Berlín? Igual el café con magdalenas nos lo podemos tomar un día de verdad en algún Kindercafé :-P ¡Bienvenida al blog!

      Eliminar
  10. Qué jeta!! Conmigo no cuentes

    ResponderEliminar
  11. Mónica, perdona que te lleve la contraria, pero yo creo que te lo estás planteando mal.

    Dices que no te parece justo tener que pagar algo por escribir en un blog cosas gratuitas, que estás trabajando gratis. Y no es así. Tú haces esto porque te gusta. No lo haces por nadie, lo haces por ti.

    Es un hobby, y que yo sepa a nadie le pagan por ir a andar en bici con amigas, por ir al cine, por salir a cenar, por jugar al tennis, por esquiar, o por aquello que le guste hacer.

    Y sin embargo todos cuestan dinero también. El cine cuesta dinero, si quieres ir a andar en bici tienes que comprar una bici, para jugar al tenis has de comprar la raqueta y pelotas y alquilar la pista, etc. Las cosas en la vida cuestan dinero, y un blog, si lo quieres en Wordpress, también.

    Mis gastos fijos mensuales del blog por cierto? 10 dólares al mes, y solamente porque ahí alojo mis cursos, pero tú no necesitas. O sea que: 1) gastas dinero porque quieres. 2) es un hobby, los hobbys normalmente cuestan dinero.

    No trabajas gratis.

    Si quieres que sea un trabajo, aunque sea un trabajo a media jornada, cobra dinero por algo. Punto. Y si no aceptalo como hobby y acepta que los hobbys requieren todos un dinero.

    Es mi opinión.

    Saca algo a la venta y déjate de donaciones es mi consejo.

    Muah!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con Blanca, y que conste que soy seguidora y muy fan de Mónica y el blog, pero no comparto este planteamiento. Por poner un ejemplo, hay mucha gente que encarga el diseño de su blog a algún profesional o compra una plantilla y también paga dinero, pero no creo que pidan donaciones por escribir en un blog más bonito...
      En mi opinión, creo que si compartes contenido gratis es porque quieres, nadie te está obligando. Y si escribes un blog es porque te gusta. Me parece triste que la continuidad o no del blog dependa de la cantidad de donaciones recibidas.
      Aún así, respeto totalmente que lo pidas (tus motivos tienes) y que haya gente que te quiera echar una mano.

      Mucha suerte. Y ojalá que todo salga como esperas y te tengamos por la blogosfera mucho tiempo! ;)

      Eliminar
    2. Hola Blanca,

      No te preocupes por llevarme la contraria, tú tienes tu punto de vista, lógicamente diferente del mío porque tú vendes cosas en el blog (y yo por ahora no).

      Te explico lo que me ha pasado con Dropbox porque no me has entendido bien. Seguramente tus cursos los podrías alojar gratis en cualquier servidor, creo que sin necesidad siquiera de pagar 10 euros al mes. Sin embargo, en mi caso sí que es necesario. Mis ebooks y descargables llegan a mucha gente y mucha gente se los descarga (me atrevo a decir que más que tus cursos, principalmente porque son gratis, por lo tanto la gente no se lo piensa, descarga y listo). Dropbox me prohibió el acceso a mis enlaces públicos no porque excediera la capacidad de mi cuenta sino porque excedí el límite de ancho de banda (es decir gente visitando enlaces, fotos, imprimibles etc... y bajándoselos). Y ya me ha pasado dos veces.

      En cuanto a lo de que mi blog no es un trabajo... bueno, discrepo. Creo que el hecho de que te paguen por algo no define si es un trabajo o no. Hay gente que cobra por cosas que yo he dado gratis. ¿Eso hace que lo de ellos sea trabajo y lo mio no? No creo. En todo caso lo mio es un trabajo no remunerado. A mí me mueve la creatividad, y por ello me gusta crear cosas bonitas. Y sí, las regalo, pero podría ver la manera de cobrar por ello como hace mucha gente en internet (cosa que entiendo y aplaudo porque lleva su esfuerzo). Podría también hacer algo más relacionado con mis estudios (por ejemplo con temas de programación/informática relacionado con blogs) o diseñar filtros de microondas para satélites a demanda (que es a lo que me dedico en realidad). Y podría hacerlo gratis, pero me costaría tanto "trabajo" como ahora cuando los hago cobrando. El caso es que el trabajo está ahí se cobre o no por él, ¿no? Porque si el hecho de que me guste hacer algo (en este caso escribir en el blog) hace que no sea un trabajo... ¿qué pasa, que todos los que disfrutan de su trabajo, aunque cobren, no están trabajando?. No sé... los límites son difusos. Esto lo digo porque me dices que es un hobbie. Si escribiera en el blog sin que me gustara, no me lo equipararías a un hobbie. No me puedes comparar escribir en el blog con ir al cine, porque yo voy al cine cuando me apetece y a nadie le importa. Sin embargo el blog decidí un día tomármelo en serio, publicar dos o tres veces a la semana, y tener muy en cuenta a mis lectores. Y eso para mi lo convierte en un trabajo aunque no cobre por ello, porque me supone un esfuerzo y una responsabilidad. Hay días que no me apetece escribir, que Carlos quiere ver una película conmigo y yo le digo que estoy ocupada con el blog, o que escribo la entrada del día siguiente a las 12 de la noche... Pero al cine si no me apetece ir no voy. Y pago con gusto por ir al cine, pero no pago con gusto por escribir y diseñar cosas que regalo. Bueno, quizá por escribir algún día sí, pero no con una continuidad y frecuencia fijas, ni tampoco por diseñar cosas bonitas que creo que interesan a quien me lee (y que diseño pensando en ellos). Vamos, que una cosa es hacerlo gratis y otra es pagar por ello... Supongo que también es cómo se lo tome cada uno.

      Eliminar
    3. (sigo, que por lo visto hay un límite para el tamaño del comentario)

      No entiendo que me digas que lo acepte como un hobbie y asuma pagar por ello y que la alternativa sea cobrar por lo mismo que hago (supongamos, descargables) y entonces será un trabajo. ¿O pago por ello y lo llamo hobbie o cobro por ello y entonces lo llamo trabajo?

      P.D: Bueno, ahora se me ha ocurrido mirar en la RAE (http://lema.rae.es/drae/srv/search?id=lpUyJOhYWDXX20yTxB4W) y veo que tu definición de trabajo es la segunda. Pues la mía es la primera jajajaja (junto con la primera definición si buscas "trabajar" :P). Ni siquiera las RAE nos va a poner de acuerdo.

      En fin, lo que sí te acepto es el consejo de que saque algo a la venta y me deje de donaciones. Lo de donaciones lo he hecho porque estoy entre dos aguas... entre dar el salto y vender todas esas cosas que tengo en mente vender (que implicaría hacerme autónoma y no es tan fácil aquí en alemán...), o dejar el blog por completo. Así que quería ver si esto le importa a alguien aparte de a mí misma, o no.

      Vaya rollazo me ha salido. ¡Gracias por el comentario!

      Eliminar
    4. ¡Hola Patri! Muchas gracias por seguirme y por leerme ¡Te contesto!

      Hay gente que da cosas gratis y otra que, lo mismo que otros dan gratis, lo cobra. Nadie me obliga a mí a dar contenido gratis, ni nadie obliga a los que cobran a cobrar por lo que venden. Ni nadie obliga a mis lectores a leerme, y tampoco yo les obligo a donarme. Precisamente porque todos en nuestra libertad hacemos lo que creemos, yo creo que es lógico que si alguien cree que este blog es guay y quiere que siga existiendo, tenga la posibilidad de ayudarme con los costes. Porque como ya le he explicado a Blanca, me encanta mi blog pero hace tiempo que ya no es solo un hobbie. Que pienso en los que me leéis cuando escribo, y publico más de los temas que creo que os gustarán. Y hasta ahora, me compensaba el tiempo invertido con el beneficio que me generaba (no económico). Pero ha llegado un punto en el que ADEMÁS me va a costar dinero. Y entonces a lo mejor no me compensa. Como dices, sería triste que el blog acabe así, pero la balanza empieza a descompensarse

      Lo que me cuesta entender es que haya a quien le parezca bien que cobre por lo que doy gratis, pero no que lo de gratis y luego pida ayuda para mantener los costes (que es un precio mucho menor de lo que podría cobrar por venderlo). No me refiero a que me digáis que venda algo, eso lo entiendo, y a lo mejor lo hago. ¿Pero que si no cobro, es normal que me cueste dinero mantener el blog? Pues sí, será normal, pero entonces (si a nadie "al otro lado" le importa) ya soy yo la que decido si compensa o no...

      Bueno pues eso es todo, ¡¡gracias por seguirme!! Espero seguir por aquí dando la tabarra mucho tiempo

      Eliminar
    5. Moni, no estoy nada de acuerdo con lo que me dices. Con un montón de cosas.

      Pero si me pongo a contestarte esto se va a convertir (también) en el comentario/respuesta interminable.

      Pero bueno, somos humanos, somos distintos y todos vemos las cosas diferentes. Respeto tu punto de vista o que tú lo veas así.

      Espero que las cosas salgan como quieres: que te done mucha gente para que puedas seguir con ello.

      Un beso,

      Blanca

      PD. Yo pago por alojar mis cursos, pero no por el hecho de alojarlos, sino por el hecho de que la plataforma donde los alojo me automatiza el proceso de pago/descarga. Es decir, se descargan al pagar. Todas esas plataformas de venta con descarga son de pago.

      Para mi guía de diseño con PicMonkey por ejemplo, que es gratuita y te puedo asegurar de que se la habrán descargado tanto o más que tus guías o descargables, para esa uso Google Drive. Es gratis y se puede descargar sin problema. May usa también eso para su enciclopedia de las fuentes y todas las cosas que regala gratis.

      Tu blog no debería conllevar gastos. Si quieres gastar dinero es porque quieres.

      Eliminar
    6. Bueno, pues sí, si eso ya seguimos hablando por email que si no esto no tendrá fin :-P
      En todo caso gracias por comentar y por dar tu opinión.

      Solo te contesto a tu última frase que te ha quedado muy categórica (muy rollo Blanca-borde jaja). Lo que quiero decir o transmitir con lo de las magdalenas es que el blog tiene ya tal cantidad de tráfico y lectores, que mantenerlo de forma gratuita me trae más disgustos que beneficios. Sí, podría no gastar dinero como hasta ahora (y dejar de subir cosas cuando se me acabe el espacio, o fastidiarme cuando haya picos de tráfico y me bloqueen en Dropbox, o marear la perdiz para que todo sea gratuito -también Google Drive tiene límite de ancho de banda y descargas, aunque esta info no sea pública-). Pero, ha llegado un punto en el que con tantos lectores creo que el blog se merece ser más profesional o desaparecer. Es mi opinión, ni más ni menos :)

      Eliminar
  12. Me encanta tu blog y en cuanto pueda iremos a tomar ese café con magdalenas, la vida te enseña a que las decisiones sobre nuestro camino la tomamos nosotros y con ello nuestras consecuencias buenas y malas, los demás podrán tener su opinión y se les agradece pero tu eres dueña de tus acciones, eres un ángel y lo que hagas lo harás bien, bendiciones a la familia. un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Evelyn. ¡Gracias por tus palabras de ánimo! Te espero en la mesa de la cafetería, cuando quieras nos tomamos el café :). ¡Besotes!

      Eliminar
  13. Hola Monica, ante todo soy una lectora anonima de todos tus post. Frente a este post doy mi opinion, creo que hay miles de blogs que ofrecen cosas a pago y otras que ofrecen cosas de manera gratuita. En lo personal no puedo costear ni un 1% de lo que veo, aunque Blanca, la cito porque puso mas arriba su opinion, dice que si uno quiere puede, pero bueno en lo personal no puedo con todo lo que quisiera y tanto tu blog como otros nos ayudan a mi y a tantos a guiarnos, inspirarnos y ayudarnos, sin uds no seria lo mismo. De ser posible creo que algunas podremos colaborar en nuestras limitaciones pero no se si llegaras o te servira, por lo que quizas debas tambien buscar una opcion gratuita para poder seguir si es tu deseo y que el mismo no cambie. Yo en lo personal creo que tu blog es precioso asi no se si un cambio de imagen cambiara tanto dado que te seguimos por el contenido, pero claro eso es algo completamente personal y tuyo. Saludos! y gracias decidas lo que decidas. Veronica

    ResponderEliminar

¡Qué tengas un día genial, señor/a comentarista!