martes, 17 de marzo de 2015

Mi experiencia con el porteo

    ¡Buenos días! ¿Qué tal? Yo preparando la maleta para mis minivacaciones. Eso implica que esta es la última entrada que publico hasta mi regreso. Pero pronto estaré de vuelta así que no os preocupéis :). Estos días os dejo que no me visitéis. De verdad, sin rencor :-P

    Como me despido por unos días voy a aprovechar para ponerme un poco pesada y escribir largo y tendido sobre otra de mis experiencias personales tras ser mamá. Concretamente os voy a hablar de mi experiencia con el porteo. ¡Allá voy!

Portabebés

    Para las que no estéis familiarizadas con el tema, portear consiste en llevar a vuestro bebé "colgado" y pegado a vosotros, en lugar de transportarlo en carricoche. Aquí en Berlín el porteo está a la orden del día. Veo tantos bebés en carricoches, como en mochilas o portabebés. Sin embargo en España, aún son minoría los padres que portean a sus bebés (al menos cuando yo voy, en la calle veo muy poquitos niños en mochilas o fulares).

    Como siempre, antes de que naciera Paula, yo tenía una opinión respecto al porteo. He de decir que siempre me pareció una idea bonita la de tener al bebé pegado y calentito junto a mí. Pero tenía mis dudas de lo que haría cuando Paula naciera. Sobre todo, porque tengo problemas de espalda ya desde antes de quedarme embarazada, y más de una vez he tenido que ir al fisioterapeuta por ello. Bueno, ¿y qué ocurrió? Pues que Paula nació. Nació y a pesar de tenerla entre teta y teta las 24 horas del día, dormir en nuestra cama, y darle muchos "brazos", Paula lloraba y lloraba. Los cólicos, decían. Yo estaba un poco frustrada,  porque tras leer a Carlos González me había hecho a la idea de que los bebés que lloran tanto es porque los "cogen poco" o "no les dan toda la teta que quieren". Y yo a Paula no la soltaba y la tenía en el pecho todo el tiempo. Pero un día una amiga vino con el fular que usaba para portear a su niño, y lo probó con Paula. Y oye, ¡funcionó! Paula pasaba sus crisis mucho mejor apretadita contra mamá o papá. No es que fuera instantáneo, pero lloraba unos 5 minutos y al final se dormía. Sin embargo en brazos tardaba mucho más. Fijaos cómo sería la cosa que el día que mi amiga se llevó el fular porque lo necesitaba para su hijo, Carlos fue corriendo a comprar uno igual ese mismo día. Gracias a eso, pudimos sobrevivir a los dos primeros meses de Paula. Incluso comíamos y cenábamos juntos con Paula dormida en el fular. Un poco incómodo, pero en nuestra opinión, mejor que cenar a turnos. Así que ya veis, yo no empecé a portear porque me pareciera hermoso, ni porque creyera objetivamente que era lo mejor... empecé a portear por pura necesidad. Esa es la realidad.


    Las ventajas del porteo, ahora que ya soy una experta, son muchas. En primer lugar a la niña le encanta (a la mía, claro... habrá que ver cada caso). El primer mes era para ella casi una necesidad estar apretada y pegada como si aún no hubiera salido de la barriguita. A día de hoy ya no es una necesidad, pero cuando está cansada y quejicosa, el fular la relaja. En segundo lugar, cuando ya no quiere teta, ni estar tumbada, y es inevitable llevarla en brazos, el fular hace que yo pueda seguir moviéndome por casa con ella encima pero teniendo los brazos libres. Así, por ejemplo, puedo escribir entradas como esta con Paula dormida encima, o doblar la ropa tendida (por poner un ejemplo). En tercer lugar, el fular es unisex... tanto papi como mami pueden usarlo y así el que no lo usa puede descansar. Y en cuarto lugar, y no menos importante, Paula y yo podemos bailar juntas. Cuando llora y no sé qué hacer, en lugar de perder los nervios, me pongo una canción que me guste (generalmente la bachata "tus besos" de Juan Luis Guerra) y... ¡a bailar juntas! Es cuestión de unos segundos que Paula se relaje y se deje llevar por el movimiento y la música... Me encanta cuando se queda dormida en el fular, a medio sonar una canción, sin llorar y sin quejarse. ¡Qué bonica es!  ¿Queréis ver cómo bailamos? ¡Pinchad aquí!

    ¿Y cuáles son las desventajas? Pues os podéis imaginar... salir a la calle con la niña en la mochila, con una bolsa llena (de pañales, ropa de recambio, toallitas...) y con mi bolso... es bastante cansado. Y más en mi caso que tengo la espalda fastidiada. Sí, con el fular la espalda me duele menos que llevándola en brazos, pero está claro que me dolería menos la espalda si Paula fuera en su carricoche en lugar de en la mochila portabebés. ¿Más desventajas? No hay, creo.

Portabebés

    ¿Con qué porteo yo? Pues tengo dos portabebés. ¡Os cuento!

1) El fular Moby Wrap: Este fular es un trozo de tela de unos 5 metros y medio. El nuestro es verde pero hay en muchos colores. Antes de que mi amiga me prestara el suyo pensé que sería complicado hacer "el nudo", pero no. Por eso no tenéis que preocuparos. Con ayuda de los vídeos de internet o en alguno de los famosos cursos de porteo que se ofertan últimamente en tiendas de cositas para bebés lo tendréis muy fácil. Yo me lo puedo poner ya con los ojos cerrados. Este fular es perfecto para usar en casa, y cuando no hace mucho calor (porque es bastante abrigadito). Es semi-elástico por lo que es bastante fácil de poner. Se puede usar desde el nacimiento del bebé, y se adapta perfectamente a su cuerpo. El problema es usarlo cuando estáis en la calle, porque es tan largo que arrastra, y si el suelo no está limpio, lo mancharéis. Si os interesa, podéis comprarlo en Amazon pinchando aquí.
Portabebés mobywrap
2) La mochila: Yo tengo una mochila ergonómica portabebés de Moltó que se puede usar cuando el bebé pesa 4 kilos o más. Es muy cómoda de poner, apenas tardas un segundo. Pero para el bebé no es tan cómoda. Lo suyo es usarla cuando el bebé lleva ropa "gordita" porque si lleva ropa fina (por ejemplo unas medias) le roza en las piernas y es incómoda. En mi caso la uso para salir a la calle, y como Paula lleva el "buzo" para la nieve no hay problema. Pero está claro que a ella le gusta más el fular.


Portabebés

    Como os he dicho el fular Moby Wrap en casa está muy bien, pero cuando salgo a la calle necesito algo más rápido de poner. La mochila ergonómica no es del todo cómoda para Paula porque no se adapta a su cuerpo. Así que tengo ganas de probar algún otro portabebés que sea cómodo en la calle tanto para ella como para mí. Se me ocurre un Mei Tai o el Mei Tai evolutivo (como los de Amazonas o Koala). ¿Alguien me puede decir qué tal van? También tengo ganas de probar la Tonga, que es una red que sujeta al bebé cuando ya se puede sentar. Paula aún no puede sentarse sola, pero dentro de poco sí que podrá, y la red me parece bastante cómoda. Tendré que probarla para saberlo, pero como es bastante cara, acepto recomendaciones previas. Podéis ver una foto de la Tonga aquí abajo, en la que Verdeliss (de la que os hablé aquí) y su peque posan muy guapos. Y tampoco he probado a llevar a Paula en la espalda, porque me da cosa no verla... pero lo tengo en mente.

Portabebés mei tai tonga

    Bueno pues eso es todo lo que quería contar. Que empecé a portear por necesitad, pero que me parece algo precioso y lo haría a todas horas si no fuese por lo que me duele la espalda... En breve voy a España e igual pruebo la Tonga y el Meitai, así que ya os contaré. Ahora sí que sí, me voy a seguir con la maleta, que se me echa el tiempo encima. ¡Nos vemos en unas semanas!
Firma Monica
:) :( ;) :P :D :/ :x :* :O :S :| B) :w :a :)) :(( O:) 7:) 7:P X( (:| =)) I-) 2:P =DD X_X :!! :q ^_^ :ar!



11 comentarios

  1. Hola Mónica!!
    yo soy una de esas mamás raras que portean y colechan en españa. Lo malo es que el porteo lo conocí tarde!

    me gasté dinero en un carro que a mi hija nunca le hizo gracia pues también quería teta las 24 horas del día (de ahí el colecho) y estar en brazos... y cuando empezó a andar me dijo que definitivamente me lo metiera por donde me entrara jajaja.

    Así que como la niña no quería carro pero andaba poco y para hacer trayectos cortos y no tardar una eternidad pues me compré una preciosa bandolera de anillas. DESCUBRIMENTO!!! me convertí en la mamá hipie del barrio.
    Después la niña creció y la bandolera me resultaba incómoda ya que la niña pesaba bastante... Entonces llegó a mi vida la mochila BOBA. AMOR TOTAL!
    Ejemplo: hace un año. Excursión con la guardería al zoo. Todas las madres cargando con las sillitas. Una mano en la silla y otra con el niño. Yo con mi mochila tan feliz. Mi hija subía y bajaba cuando quería y yo no iba empujando el trasto de silla.

    No lo cambio por nada si bien es cierto que con sus 15kg no aguanto trayectos largos. Pero ya tiene 3 años con lo que anda la mayor parte del tiempo.

    me encanta "oir" a mamás que portean ♥!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola muy buen post no soy madre pero cuando los sea se que tendré uno de estos, en mi país se lleva a los niños en la espalda en una manta y yo siempre los e visto de lo mas cómodos ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola, me gustó el post, yo también tuve que portear por necesidad y tuve un fular para cuando estaba pequeñito y a pattir de los 4-5 meses mi meitai fue lo máximo, me lo ponía la frente para algunas cosas y a la espalada para tender ropa, trapear, etc. Y para salir a caminar por la tarde combinaba el meitai y a veces la carreola.

    ResponderEliminar
  4. ahhh y me encantó el video donde bailan :)

    ResponderEliminar
  5. Que bonito que quieras tanto a tu bebe, muy bonito el video !!!😊

    ResponderEliminar
  6. Pues genial, si ha sido por necesidad pero le has encontrado el gustillo al porteo es maravilloso. Yo con la bichito no porteé mucho, pero hubo ocasiones en lsa que si que me hacía falta y allá que nos lo poníamos. Es bastante cómodo para depende que situaciones.

    ResponderEliminar
  7. Qué casualidad, busco desesperada una solución. Pues mi bebito solo quiere estar con mami. No tengo ayuda para casi nada y pensé en comprar una mochila o algo así para poder hacer faenas en casa. Salir a andar y cosas así. Porque aveces me frustro. Yo tengo también problemas en las cervicales y julio pesa lo suyo. Necesito algo así si. Pero no puego gastarme ese dineral que me piden. Mire por aquí en mi pueblo 70 euros me pedían por una especie de pañuelo. Que me aconsejáis. Había pensado hacerme yo uno. Muackkk

    ResponderEliminar
  8. Hola. Me ha gustado muchísimo tu post, lo encuentro muy útil. Yo todavía no soy mamá, pero es bueno estar preparada :)
    Guardo este post a mis favoritos :D
    Besos !

    ResponderEliminar
  9. ¡Cómo me gusta tanto tu blog, te he nominado al premio dardo! Si quieres más información puedes verlo en esta entrada
    ¡Besos! :)

    ResponderEliminar
  10. Un poco tarde quizás pero les recomiendo con los Ojos cerrados el Manduca, es excelente! Acabo de descubrir tu Blog y me he quedado pegadaaaa, Está genial! Saludos de una Vecina =D

    ResponderEliminar
  11. Bellas las dos. Yo me compre también el boba wrap con todas las dudas que con lleva, en un mes tengo a mi niña así que me alienta saber que le estas dando uso y lo del baile me lo apunto hay algo más hermoso que bailar con tu hija en el pecho?

    ResponderEliminar

¡Qué tengas un día genial, señor/a comentarista!